El Urbanito

Crónicas de lo que sucede alrededor nuestro y eventualmente de lo que sucede en mi interior.




Pendejo y medio


E-mail this post



Remember me (?)



All personal information that you provide here will be governed by the Privacy Policy of Blogger.com. More...



Cuando por fin bajamos a la quebrada donde esta ubicada la ciudad de Huamanga comencé a revisar todas las fotografías mentales que tenía aún almacenadas de la ciudad y en realidad de toda la región. La conocía al dedillo por una larga estadía que duró casi todo 1989, la revisité en plan romántico en 1997 y luego de 11 años ponía pié nuevamente en un lugar que guarda un atractivo especial por todo lo que significó en mi entendimiento de la realidad del país. No sé si a ustedes les pasa lo mismo pero a mí me parece que los lugares que han sido sede de acontecimientos importantes desarrollan una suerte de vida propia que los hace diferentes a otros sitios anodinos. Uno visita Arequipa, Cuzco o la misma Huamanga y siente que esta en un lugar en donde la vida ha dejado su impronta. Igual si uno va a New York, Boston, Berlin o Paris. Cosa que no sucede con otros lugares, digamos, Miami. Mañana movemos la ciudad a alguna isla del Caribe y nadie reclamaría que se estan llevando un pedazo de historia de USA.

Volviendo a Huamanga uno encuentra que a pesar de la pacificación y la “modernidad” algunas cosas se resisten a cambiar. La desconfianza hacia el capitalino, el doble discurso de autoprotección que se maneja a todo nivel y el recelo hacia otras provincias aledañas, todas, taras consuetudinarias que parecen decididas a quedarse siempre. Felizmente, algunas cosas buenas subsisten: Quinua sigue siendo un modelo de pueblo, la plaza de armas de Huamanga no ha sido ametrallada por alcaldes ambiciosos o negociantes filibusteros, los hornos tradicionales botan chaplas a toda hora del día y la carne, aunque pareciera haber sido cortada con palos la venden a precio de ganga. Y como lo comprobaría más tarde Ayacucho sigue produciendo a los mejores guitarristas vernaculares de todo el Perú, gente que no conoce de tundetes ni florituras pero que le saca a las cuerdas y a las maderas melodías que a uno le escarapelan el cuerpo.

Una vez instalados con todo el grupo que había viajado dispusimos el orden de los cuartos. Debido a que el hotel se encontraba completamente lleno fui ubicado junto al Big Boss y al periodista de la empresa en una habitación triple. Usualmente prefiero alojarme solo pero ante la coyuntura hice de tripas corazón y me ubiqué sin chistar en el espacio disponible. Don Rubén, el Big Boss, se ubicó sorprendentemente en la cama más pequeña dejándome la más grande a mi disposición.Mientras se iba cambiando comenzó a hablar solo mirando distraídamente al techo:

- Jimmy, no hagas pendejadas ni des malos ejemplos, regresa temprano al hotel y nada de borracheras.

- No se preocupe Don Rubén, estaré temprano de vuelta.

Los miré con sorpresa. El mensaje no iba para mí,tanta confianza no tengo con el Boss. Igual no me dejó de causar sorpresa el aviso, la última vez que escuché de cerca esas palabras fue a mi viejo hace ya muchos años. Aunque si analizaba a mi acompañante creo que calificaba para la advertencia, es un buen tipo y trabaja duro pero en Huamanga el se siente como pez en el agua además de tener un conjunto estable de amigas, enamoradas, plancitos y “trampolines”. Agréguenle los buenos tragos que se toma y como diría el chato Barraza es un tipo “completito”.

Salimos con Jimmy a revisar todos los detalles para el evento del domingo. Caminando por las interminables subidas y bajadas de Huamanga me siento un extraño a pesar de la familiaridad de ciertos lugares. La ciudad sigue siendo básicamente la misma, un espacio donde se siguen privilegiando las formas y la manera de decir las cosas sobre los temas de fondo. Y aunque el miedo que imperaba durante los años de terrorismo ha dejado de ser evidente uno nota que más que desaparecer ha sido reemplazado por otro actor que no por silente deja de ser menos peligroso: el dinero del narcotráfico. Autos chirriantes, discotecas por doquier, aparición de nuevos prostíbulos exclusivos y dinero fresco en cajones que llega desde el VRAE, todos los síntomas de ciudades como Tocache o Uchiza parecen haberse asentado en una ciudad que no ha terminado de salir de un problema para empezar a dirigirse a otro apresuradamente.
Acabada la chamba decidimos ir a comer algo. Me recomiendan una pizzería capitaneada por una argentina y el tip funciona a la perfección. Sazonado por el vino que pedimos Jimmy empieza a corporizar a todos los demonios que tiene en precaria custodia.

- Y que hacemos en la noche?

- Pasar revista a las 10 para ver si todos los jugadores duermen.

- Me han invitado a la celebración del Señor de las Caidas, esta es su semana jubilar.

No soy muy difícil de convencer para salir a ver algo nuevo, más aun si es de noche. Sobretodo cuando la imagen que tengo de la ciudad nocturna se reduce a un par de procesiones en semana santa y al toque de queda eterno que viví durante el 89. Salimos de nuevo a caminar y Jimmy ya esta transformado por completo, podría jurar que el olor a azufre lo delataba a un kilómetro. Se desliza con una sonrisa indeformable, saluda a chicas que asienten con risas o guiños cómplices, abraza a varias personas que encuentra en el camino, si le pudiese colgar un blin blin del cuello lo convertiría fácilmente en la versión huamanguina de Daddy Yankee. Llegamos al lugar de la celebración, una calle lateral en cuesta y adyacente la Plaza de Armas que ha sido cerrada con tres fogatas inmensas y esta totalmente copada por un estrado musical, sillas para el descanso de los bailarines, una primorosa anda que carga con la efigie del santo de marras y una fila interminable de bidones repletos de “curado”, mezcla de aguardiente con una indescifrable mezcla de hierbas. Somos calurosamente recibidos por los organizadores -amigos de Jimmy- y sin pensarlo mucho ya estamos bailando un poderoso huaino local:

- Le choca mucho la altura?, me pregunta cándidamente mi pareja eventual.

-La verdad que no, solo que hace tiempo no bailaba un huaino cuesta arriba.

El huaino y yo no somos amigos. En concierto el desencuentro es dramático puesto que se hace interminable.Para no pasar de malcriado me pongo a conversar en la pausa con los músicos y les pido una canción ayacuchana. Se despachan con una canción que todos los hombres cantan apasionadamente y las mujeres acompañan con algunos lagrimones. Un pueblo que canta y llora, ese es Ayacucho.

Miro el reloj y son 5 para las 12. En cualquier otra circunstancia me hubiera quedado pero estoy a cargo de un grupo y existen ciertos códigos a respetar. Busco a Jimmy y ya le esta vendiendo la Pampa de Quinua a una ayacuchana bien despachada. Le hago una seña de retirada y me mira con una sonrisa desganada, como diciendo” anda nomás huevón”. Bueno pues, me despido de los amables anfitriones y enrumbo al hotel. Al entrar al cuarto veo que la cama de Jimmy esta ocupada por Don Rubén. Me pregunta por Jimmy. Le digo que no lo he visto mientras me acuesto rápido haciéndome el distraído. Sin mucho convencimiento lanza como despedida una frase lapidaria:

- Ya va a ver ese borracho de mierda.

Me cuesta mucho dormir en una cama que no es la mía. Me ha pasado siempre. Debería sentirme bien por el solo hecho de dormir solo, me encanta la soledad pero curiosamente solo la disfruto cuando estoy en casa. A pesar de eso estoy tan cansado que me duermo casi de inmediato. Y lo hago con mil imágenes de todo tipo en la cabeza. Actuales, pasadas, agradables, horribles, Ayacucho es un conglomerado de colores y sensaciones que siempre te acompaña doquiera que vayas. Cuando estaba en algun tipo de tránsito escucho abrirse la puerta y entrar a Jimmy a los tumbos. Pone sus zapatos a un lado y empieza a desvestirse mientras se dirige a su cama y cuando la ve ocupada comienza a susurrar:

- Jorgito, ándate a tu cama pues

Al escucharlo traté de reaccionar pero estaba demasiado dormido. Y para Jimmy empezaba a hacerse demasiado tarde:

- Cholito, andate a tu cama pues carajo.

Nadie le respondía. Cuando quise reaccionar ya fue demasiado tarde:

- Jorgito, sal pues. Muévete de una vez conch…….e que me cago de sueño!

El cuerpo inmóvil que miraba a la pared se incorporó y la oscuridad no me dejo ver la cara de espanto de Jimmy aunque fue una caja perfecta de resonancia para Don Rubén:

- Borracho apestoso, fuera del cuarto somierda!

Jimmy salió disparado del hotel sin zapatos y agarrando su pantalón con la mano mientras Don Rubén se reía como una criatura que acaba de cometer una soberana pendejada. Imaginaba a Jimmy en calzoncillos y sin zapatos corriendo por las calles de Huamanga y me comencé a reír como un idiota sin parar, la desgracia ajena no solamente provoca empatía o conmiseración, en casos como este la risa es una consecuencia inevitable.

No supe nada de Jimmy por una semana. Luego reapareció por la fábrica y al parecer ya lo perdonó Don Rubén. Pendejo él, lo ha absuelto luego de contarle la historia a todos los periodistas ayacuchanos, al personal de la fábrica en Lima y a todos sus amigotes apenas se empieza a tomar un par de tragos. Ya estamos comenzando a preparar los viajes para Huancayo y Cajamarca y Jimmy se ha comenzado a frotar las manos pensando en las juergas que se le vienen. Algo me dice que lo mejor esta por venir.


27 Responses to “Pendejo y medio”

  1. Blogger Jocho 

    jajajajaja pobre jimmy, aunque el se la buscó (si las habitaciones hubiesen sido individuales, hacía su negocio redondo)

    saludos!

  2. Blogger Reivajss 

    jajajajaja que buena!, aunque me dió un poco de pena como salió jimmy... y la vergüenza por los rumores de lo sucedido, pero igual en ese rato me hubiera matado de la risa.

  3. Blogger jclicious 

    Don Schatz, Cuando tenga la oportunidad de conocer Ayacucho tendremos que ir con el Che a esa pizzeria de la argentina.
    Ese zapateo puro del Huayno se me hace dificil de aprender, y eso que he intentado.
    Pobre Jimmy...
    Saludos! JC

  4. Blogger Adso 

    Excelente relato compañero....veamos las siguientes de Jimmy yo tampoco creo que sea la última.

    Nos leemos.

    adso = peregrino

  5. Blogger Elmo Nofeo 

    Jimmy es de esos tipos que nunca es desagradable acompañar, siempre te arregla la noche.

    Que bueno que no lo confundió con alguno de sus agarres, aunque pensándolo bien hubiera sido mejor, a ver si a Don Rubén se le ocurre contarlo a todo el mundo.

    Me consuela saber que, teniendo sangre para hacerlo, no soy el único que no sabe se bailar huaynos.

    Saludos.

  6. Blogger Patricia 

    Que tal historia, seguro que Jimmy nunca la olvidara!
    Yo tambien conozco Ayacucho, pase el cambio de milenio alli con mi familia. Me parecio precioso y me muero de ganas de regresar pero con mi esposo!

  7. Blogger Mafa 

    Las huascas en provincia son memorables, sobretodo si estás lejos de tu casa. Jimmy va a tener juerga para rato.

    Y ustes a portarse bonito!!!

    Un abrazo

  8. Blogger Dragón del 96 

    Ahora estás de niñera? No estás un poquito grande para eso?

    Slaudos.

  9. Blogger Maria Elena te cuenta ... 

    De regreso....
    Huamanga, Huaynos y narcotrafico... que poco nice Schatzi!!! y borrachos ademas, Pfui.
    Tutto bien por alli????
    Besos, Maria Elena

  10. Blogger varguitass 

    .

    o sea que se han estado portando mal???

    bien ahí

    me gustaría aprender a bailar huayno, algún día, algún día...

    un abrazo


    .

  11. Blogger El perro andaluz 

    Bembé:

    A ver si invitas a Jimmy para la próxima reuna del MC, me cae bien el tipo, parece de los nuestros, jaja.
    Un abrazo.

  12. Blogger Janbuk 

    El Huayno tiene su encanto y es mucho mejor que cualquier cumbia que seguro si sabes bailar...

    Pobre muchacho y que feo roche pero bueno asi es la vida y a reirse nomas...

    Besos

    Janbuk

  13. Blogger Acitsonga 

    Jimmy es un joyón, y don Rubén es un sapazo ¿En qué se convertirá eso cuando agarres más confianza con ellos? Seguro los terminas escueleando.

  14. Blogger El Dueño de los Cajones 

    He conocido varios Jimmys...son buena onda.

  15. Blogger Blue girl 

    Nunca falta en un proyecto uno o varios jimmys, jejeje.
    Cuando era jefe de práctica, el jimmy de entonces tenía el agravante que no era simpático para todos, despotricaba de uno de los profesores más importantes de la especialidad y tenía el tino de un zopenco. Bueno, lo cargamos al auto de "ese" profesor (del q despotricaba) para regresar a Lima desde el lugar donde teníamos las prácticas y celebrábamos el final del curso... y hablarte de decirle cuatro pachotadas a este profe, le "decoró" el auto...

  16. Blogger OKIPERU 

    ¿Y quien puede culpar a Jimmy?
    Si el aire y ambiente de la sierra lo pone a uno como pipa de caña, esto sin contar con las lindas lugareñas.

    Buen "escribidor".

    Amenazo volver.

  17. Blogger Ana Lucía 

    veste Jimmy!! :O) me imagino el susto al escuchar las palabrotas de tan noble sr. :o)
    y tú caleta durmiendo :o)

    no conozco esos lares, lo digo con cierta vergüenza,

    un abrazo y cúando vienes?

  18. Blogger Juan Arellano 

    Ayacucho es uno d los sitios q m falta conocer, supongo q con un "jimmmy" lo conceria d cabo a rabo.. saludos.

  19. Blogger monich 

    Huamanga tiene su toque mágico y también su karma por todo lo sucedido. Esa ciudad tiene una energía especial que mezcla tradición con tristeza. Curiosa tu anécdota, ya nos contarás más sobre tus viajes.

    Mónica

    PD: Tengo tu mensaje aún... Estuve en Washington y New Orleans por una beca. Hice un post sobre esta última ciudad. Estamos en contacto.

  20. Blogger JoseRD 

    No hay foto ni video del huaynaso?

  21. Blogger Centro Poblado SDI 

    Como señaló Mafa, las trancas en el interior acompañadas de un buen huayno con arpa y violín son tremebundas; formalito en Lima y so jijuna en Lucanas - Ayacucho me ha tocado ser, debe ser porque las raíces provienen de aquellos agrestes paisajes. Saludos.

  22. Blogger Ursula 

    Pobre Jimmy, eso le pasa por juerguerín.

    Yo estuve en Ayacucho en el 2002, me encantó, realmente Huamanga es una ciudad algo mágica y el pueblito de Quinua es precioso. Y la puca picante buenaza (cuando no pensando en comida).

    Dónde andas Schatz?? Sigues viajando??

    Besos

  23. Blogger Ana Lucía 

    Espero haya pasado Ud. un bonito día del Padre :o) mi estimado :O)

  24. Blogger Petisita 

    cuando escribiste esto??? cuando yo daba a luz? se me totalmente paso leer este relato que para variar esta muy bueno. Pobre Jimmy juerguero.
    Ayacucho no me ha visto todavia, pero ya iré.
    Saludos mi querido Schatzon, se le xtraña araña.

  25. Blogger Gabriel 

    Asu... cuánto tiempo sin postear... oye, puse en mi blog algo sobre un informe gringo que habla de la opinión pública sobre la ingeniería y los ingenieros, de repe te interesa chequear. Un abrazo.

  26. Blogger Adriana 

    Hola, pasaba a saludar, veo que no hay novedades, todo bien?
    Besos

  27. Blogger ocraM 

    http://www.youtube.com/watch?v=EtHxLtxA5Us

Leave a Reply



Publicar un comentario

About me

  • I'm schatz67
  • From Lima, Lima, Peru
  • Bachiller en Ingeniería,escribano hiper amateur,futbolista entusiasta,cineasta en potencia.
  • My profile

Previous posts

Archives

Bloggiamici



Menaku