El Urbanito

Crónicas de lo que sucede alrededor nuestro y eventualmente de lo que sucede en mi interior.




THE BRIDGES OF MADISON COUNTY (IV)


E-mail this post



Remember me (?)



All personal information that you provide here will be governed by the Privacy Policy of Blogger.com. More...





Desde la terraza del Gordo se podía divisar toda la playa, buena parte de la urbanización y un espectacular sunset al promediar las 6 de la tarde. El lugar era, por decirlo de alguna forma, estratégico para observar pero más importante aún, irreemplazable si es que querías ser observado. Amplias losetas españolas, hamacas longilíneas y suaves perezosas, algunos cuadros mal escogidos y un jacuzzi empotrado en la esquina dominante, desde el cual se podían realizar alardes algo chirriantes de un estilo de vida disoluto y rumboso. Siempre había gente conversando, cocinando o celebrando algo. La terraza es el alma de una casa de playa, su vistosidad y ocupación visible siempre son una muestra de la importancia social del dueño de casa. Y la del Gordo no podía ser la excepción, pese a que más de uno criticaba a sotto voce los negocios que el realizaba con entidades gubernamentales a pesar que ellos mismos hubiesen querido concretar esas transacciones de haber tenido la menor posibilidad. Eso sí, a la hora en la que había que comer o chupar gratis, esos mismos criticones aparecían repartiendo abrazos, alabanzas a la elegancia de la casa y la anfitriona y un insaciable apetito por rellenarse las tripas con licores sofisticados y toda la variedad imaginable de delicatessen disponible.

Conocía al Gordo hacía varios años, primero éramos competidores encarnizados en cuanta licitación gubernamental se desarrollase. Algunas veces nos ganaba su grupo, otras veces le ganábamos nosotros y a pesar de algunas naturales zancadillas propias del negocio, siempre tuvimos una relación bastante cordial. A principios del 94 me independicé del grupo con el que trabajaba y con el Gordo empezamos a hacer algunas cosas en sociedad. Habíamos estudiado en el mismo colegio, compartíamos algunas amistades y analizábamos con ópticas muy similares las tácticas de negociación, las relaciones con los proveedores del extranjero y la filosofía de los compradores locales. Además, tenía una virtud que era muy escasa en el ambiente en donde nos desenvolvíamos; si el te decía que se iban a repartir 10, se terminaban repartiendo los 10, uno sobre otro. Y ese, quizás, era el secreto de su éxito, a nuestros clientes les gustaba negociar con personas confiables que no cambiaban de opinión ni necesitaban una excusa para incumplir lo acordado.

Aquella tarde, decidí adelantarme un poco para poder conversar algo de trabajo con el Gordo, ya L nos daría alcance a la hora de la parrilla. En realidad, no me gustaba conversar de cosas de trabajo delante de ella, sabía que ella era una persona muy discreta pero igual no soportaba los cuestionamientos que me hacía en privado respecto al modus operandi de los negocios. Que si merecía una mejor comisión, que sea más desconfiado, que no le gustaban fulano o zutano, siempre había un pretexto para la discusión y para terminar concluyendo que era mejor que tuviese un trabajo formal, de 8 horas, remunerado, que tenía que hacer una maestría y mil y un consideraciones más. Nunca le hice caso y para evitar problemas, buscaba no hablar de mis cosas, menos en un ambiente como la playa en donde el trago y el chisme pueden llegar a convertir el tenue fuego de una lumbre en un incendio forestal de proporciones.

- Hola Gordo.
- Hola angelito, como te va? Un whiskicito??
- Con hielo y agua mineral, gracias. Allí vamos, regular, media suela, taco bajo.
- Puta que aburrida es esta playa, mi mujer invitó a almorzar a una amiga del colegio con el marciano de su marido y no querían tomarse ni una copa de vino. Yo creo que esos ni tiran.
- Yo no sé que es peor Gordo, estar fuera de tu corazón o dentro de tu boca.
- Ja, ja, ja, ahora eres poeta cojudo, así la enamoraste a tu mujer, hablándole bonito??
- A ella y a todas, envidioso.
- Las mayoría de las mujeres son como los gatos, cuando se acaba la comida se van por la ventana y así les recites la Biblia de memoria te dejan como un…perro?? Ja, ja, ja, que buena, la gata te deja como un perro!!!
- Y si te quedas misio, tu mujer te va a dejar también?
- No, ella me conoció medio muca, ahora esta disfrutando los buenos tiempos y hemos pasado por mil cosas, ya con 4 hijos no es tan fácil zafarse de la gente.
- Bueno, cuando conocí a L pasaba por una buena época, luego me caí un poco y eso creo que le creó dudas respecto al futuro, por eso creo que quiere consolidar su carrera y su espacio en caso las cosas no me salgan bien.
- Huevón, cuando se enteré cuanto vas a ganar en este negocio va a mandar al carajo su carrera en el Banco y se va a dedicar a corretearte solo a ti, ja, ja, ja, ja.
- Ni se te ocurra soltar cifra alguna delante de ella, asi como ella se preocupa de su carrera y de su plata, quiero que esto salga primero para poder consolidarme y planificar mi futuro con tranquilidad.
- Sería una cojuda si insiste con lo de su maestría, ella tiene que apoyarte en esto, que más quiere, si cuando no tenías mucho le compraste un auto mejor que el que tu tienes, me imagino que cuando dispongas de más dinero vas a tenerla como a una reina.
- Como una reina vive hace tiempo, el que vive angustiado como obrero soy yo.
- Eres un cojudo, deberías salir con nosotros, seguro que tienes una chibola por allí y no te da el tiempo.
- Chibola? Naaadaaaa, entre tanto viaje y chamba no hay tiempo para cojudeces.
- Yo no creo en esos tarados que mantienen dos o tres hogares, yo, mi mujer y mis putas, nada de enamoraditas ni corazoncitos clandestinos.
- Gordo, alguna vez te han dicho que eres un animal??
- Si, me han dicho “party animal”, ja, ja, ja, ja.
- Carajo, no se puede hablar en serio contigo.
- Ya, quieres hablar en serio, aquí va el tema, aprovechando que nadie nos escucha. Hoy hablé con la gente del Ministerio, el lunes firmamos el primer contrato y si todo va bien, en la primera semana de Febrero estamos recibiendo la primera Carta de Crédito y el Contrato arranca con la primera fase. Parece que no te entusiasma la idea y te acabo de invitar a un velorio carajo.
- Lo que pasa es que tengo varias cosas en la cabeza.
- Y que puede ser más importante que este contrato? Nunca más vamos a firmar un contrato así!!!!!
- Mi mujer esta jodiendo con el tema de la beca y ahora resulta que ya le salió y quiere que la acompañe
- Y donde es la beca
- USA
- Que jodido, pero tu ya le haz hablado de este negocio?
- Muy vagamente, quedamos en que nadie le debería contar ni a su mujer.
- Hazme un favor, voy a sacar otra botella de whisky, tráete el hielo de la cocina, vas a necesitar un trago para entender lo que te voy a decir.

Bajé a la cocina a traer el hielo, no había nadie en la casa. Ya había oscurecido y en cualquier momento debería llegar el batallón de niños, invitados y empleadas que usualmente ocupaban la casa comandados por la esposa del Gordo. L también debía llegar en cualquier momento, debía apresurarme en hablar los temas con el Gordo, antes que nuestras mujeres o los tragos impidieran finalizar la conversación.

Regresé a la terraza, el gordo estaba entretenido en una conversación al celular en una sala contigua y aproveché para servirme un trago sentado sobre una de las cornisas. No sé por que razón evocaba la forma como conocí a L, a inicios del 93. Dicen que cuando esta por finalizarse un ciclo se hace un balance del resultado. Estaba por terminar un ciclo en lo personal y en lo laboral? Transaría L en dejar su maestría por quedarse a acompañarme durante el tiempo que durase el Contrato? Tenía la misma ilusión del 93 cuando la vi entrar a mi aula de la clase de inglés?
- Oye poeta, ahora chupas solo!!!!!
- Pero si estas hablando hace 20 minutos, que quieres que haga, que me meta al jacuzzi para que la gente piense que somos un par de rosquetes?
- Ja, ja, ja, que feo, un par de gorditos rosquetes, escúchame compadre. Justo estaba hablando con la gente, se confirma todo, acaba de terminar una reunión en donde le ordenan a la gente del MEF que hagan expeditivo el proceso de pago. Eso significa que tengo que reunirme el lunes con nuestros otros dos socios para repartir bien el trabajo. La gente de Koki va a hacer el trabajo logístico en el Perú, esa es chamba de obreros, déjalos que se entretengan con eso y se entierren en el puerto y en las entregas de repuestos y partes. Moisés se va a encargar de la preparación del expediente técnico y nosotros tenemos que manejar la parte financiera para que no nos metan la rata. El punto que tenemos que definir es muy importante, quien va a ser nuestro representante ante el fabricante extranjero a fin que controle los planes de producción, los embarques ,los cursos de instrucción y la suscripción de las actas de conformidad las cuales nos van a servir para cobrar proporcionalmente la carta de crédito contra cada embarque.
- Ese va a ser un trabajo muy jodido.
- Koki quería enviar al Negro Felipe pero ya lo baje del caballo. Para empezar, no tiene que viajar ahora, debe hacer un primer viaje en Febrero y luego regresar en Julio para quedarse 9 meses por lo menos. No te molestes pero yo ya te propuse a ti.
- Gracias por consultar, le estoy haciendo la guerra a mi mujer porque se quiere largar a USA a estudiar y me acabo de enterar que es posible que me vaya casi un año a vivir como gitano en Europa!!!
- Escúchame bien, que no voy a repetirlo (su voz adquirió un tono gravísimo y una seriedad que pocas veces había observado) , este negocio tenemos que hacerlo de la manera más profesional posible. Puesto que así hagamos las cosas a total satisfacción del cliente, tarde o temprano nos van a querer joder, nos van a meter a la prensa y cuando se acabe este gobierno nos van a perseguir de todas maneras. En otras palabras, así hagamos el negocio con una perfección absoluta, más temprano que tarde le van a buscar 5 pies al gato y nos van a terminar jodiendo. Yo confío en tu trabajo y espero que con tu experiencia podamos sacar adelante esta parte del proyecto que la verdad esta en el aire.
- Tengo que responderte ahorita?
- No, tranquilo, no necesito una respuesta en este momento, tan solo saber si te interesa pues hay otros candidatos propuestos por nuestros aliados. Voy a dejarlos que se maten y cuando se hayan vetado entre todos, te propongo como fórmula de transacción y todos felices, que te parece?
- Mejor cállate que ahí viene L.
- No lo pienses mucho y contéstame la semana que viene. Si yo tuviese tu edad me iría en dos patadas, vas a vivir a cuerpo de rey casi un año, con todos los gastos pagados y vas a tener tiempo para tirarte a todas las rusitas que son unas reinas de belleza, ja, ja, ja, les hablas bonito y les conversas de las huevadas que escribes y van a caer redondas, una por noche, ja, ja, ja, vas a terminar cambiando a tu tía de 35 por dos de 18.
- Sigue hablando en voz alta y vamos a terminar chupando en la calle porque tu mujer y la mía que estan subiendo en este momento nos van a meter una patada en el orto.
- Uy chucha, llegó el enemigo, ya chitón, conversamos despues el tema.

De la tranquilidad de monasterio que nos rodeaba todo el ambiente se llenó de risas, chillidos, niños correteando y la conversación animada de L. y de la mujer del gordo. Esta última, de carácter muy fuerte y un verdadero soldado para controlar al joyón de su marido. Todos nos referíamos a ella usando nombres de razas de perros. Rottweiler Cascarrabias, Doberman Escaldado, Mastín Paranoico, todas las chapas se quedaban chicas ante la furia desatada en la que se convertía cuando constataba alguna escapada del Gordo. Y cada ampay le salía al Gordo un ojo de la cara, un viaje al Caribe o una alhaja costosísima. Luego de los saludos de rigor y la respectiva llamada de atención al Gordo por andar chupando nos dispusimos a preparar todo para la parrilla. Ibamos a cocinar una picanha entera solo para los 4, una tremenda exageración para el estómago de cualquier persona común y corriente pero algo normal dentro de los estándares del Gordo quien debía demostrar que en su casa se comía bien y se chupaba mejor. La carne quedó espectacular, no la pudimos terminar y luego pasamos a la conversa rociada con abundantes tintorros.

- Ya pues poeta, estas calentando el vino. Sírvele a L que ya se quedo vacía su copa.
- Que tiempo tenían ustedes de enamorados cuando se casaron?, terció la mujer del gordo.

L. se sonrojó, no le gustaba confesar que lo nuestro había sido rápido y sin motivo aparente. Peor aún, no le hacía mucha gracia el que la gente haga conjeturas acerca de nuestra diferencia de edad.

- Esa pregunta la puede responder mejor J, el me convenció con su verbo florido.
- Donde se conocieron? , volvió a la carga M, la mujer del Gordo.

Que lacra para preguntar. Sin embargo, recordé con una nostalgia agradable la vez en que nos conocimos. La vi entrando con una tenida muy coqueta al salón, todas las miradas tanto de hombres como mujeres eran para ella. Falda cortita, blusa escotada, manicure y pedicure perfectos, cabello negro con caída perfecta encima de los hombros, su visión me fulmino por completo. Aunque la percibía distante y poco sociable me sentía muy atraído por ella y busqué infructuosamente algún motivo para conversar con ella en las pausas o en medio de la clase. Quería hacerlo sin mostrar interés, no debía olvidar mi táctica infalible de no mostrar inclinación o predilección por alguien que si me gustaba.

- En el británico, respondí. Estábamos haciendo el curso superintensivo y eso era todos los días, nos tocó hacer un trabajo juntos y al mes siguiente ya salíamos y éramos enamorados.
- Y como te convenció?? , apuntó el Gordo lacroso, quien a la sazón ya estaba medio ebrio pues se estaba tomando el vino como Coca-Cola.
- El era el único de la clase que no me prestaba atención. Además siempre participaba y salía bien en los exámenes, eso me gustó mucho.
- Y que tendría que hacer ahora para convencerte que no te vayas a tu maestría?? , remato el chancho.

L. me atravesó con la mirada. No quería quedar como una egoísta delante de la gente y a pesar que conocía bien el Gordo y a su mujer no quería dar muchos detalles de las cosas que ella hacía y de los planes para el futuro.

- Y como sabes lo de la maestría? le preguntó al gordo.
- Aquí el poeta me lo comentó, pero no te preocupes, tú sabes que yo lo aconsejo a tu marido como un hermano mayor y es bueno saber todo pues estamos ad-portas de hacer algo importante y necesitamos contar con todos contentos y felices.
- Bueno, tú sabes que yo tengo una carrera en el Banco y esta es una oportunidad que se me presenta para consolidarla. Y mientras las cosas de J terminen de concretarse y no tengamos planes de familia debo aprovechar esta ocasión.
- Y no te va a dar pena dejar a tu gordito solito??

Ya sabía adonde quería llegar este gordo jijuna, por querer meter su cuchara dizque para ayudar me iba a terminar dejando a mí como el egoísta de la película por ocultar mis ganancias ante L.

- No hemos definido el tema pero creo que me vas a acompañar no amorcito?
- No es el momento ni el lugar para volver a discutirlo. Además hemos tomado mucho y esas cosas mejor conversarlas buenos y sanos. Y en casa.
- Imagínate L. todo lo que se puede hacer con XXX $$$$$$.

No lo podía creer, el Gordo había soltado adrede una cifra un poco menor para ver la reacción de L. Y más sorpresa aún me causó ver la reacción de L. En vez de molestarse a escucharlo al Gordo me miró con cara de sorpresa y disparó sin anestesia.

- Bueno, nos podemos comprar un depa, dejamos alquilando nuestra casa que nos queda grande y puedo ver de hacer alguna maestría en otro lugar o en el Perú no?
- A ver, primero hay que matar al tigre y luego vender la piel, hasta que las cosas no salgan mejor no hablar de cifras, intervine con ánimo disuasivo.
- Pero amorcito, si las cosas son como las plantea El Gordo, vas a poder planear tus cosas con tranquilidad y podemos ver las cosas de una manera distinta.

De manera distinta te estaba comenzando a ver hace tiempo, pensé dentro de mí. Y luego de este sorpresivo cambio de postura confirmaba mis sospechas.

- Que te parece si conversamos de eso en la casa? , contraataqué, tratando de escabullirme del tema incómodo.
- No, sería bueno conversarlo ahorita, me parece mal que tu y el Gordo me oculten las cosas y no me digan la verdad de las cosas.
- Pero que te estoy ocultando, acaso he cobrado un puto dólar de lo que ha mencionado el Gordo? Yo mismo me acabo de enterar de las figuras finales hace una hora!!!!
- Si, si, seguro, me imagino que tenías planeado terminar de cancelar la casa donde viven tus padres, comprarles un auto y yo iba a estar en 3era prioridad.

Medité mucho lo que iba a decir. Tenía ganas de decirle que no le iba a dar el 3er ticket sino el 5,925. Me mordía la lengua para decirle que era una arpía interesada, que todo lo veía dinero, que era una egoísta consumada. Y me quería aventar bajo las llantas de un trailer por haber insistido tanto en casarme con ella. Finalmente, al influjo del vino, se me ocurrió algo mucho peor.

- La verdad es que hemos estado conversando con el Gordo para poner un café como los que hay en Santiago, pero no vamos a traer peruanas ni chilenas, vamos a traer rusas.
- Gordo de mierda, eso estas tramando y no me dices nada?, terció la bruja M que hasta el momento había permanecido callada, acompañando su frase con un manazo con los dedos extendidos en la nuca del jijuna.
- Pero no te das cuenta que el poeta esta hablando en joda?

Marrano so jijuna, bien hecho por boca floja, ya me habías fregado la noche – lo reconozco, por quererme ayudar – y no tenía porque joderme solo. Para cojudos, los bomberos.

- Gordo, no te eches para atrás ahora, tú quieres hacer en Lima uno como el Yub Yam de Amsterdam.
- Y tu conoces?, me pregunto con sorna L?
- Claro, es el mejor puticlub de Holanda y uno de los mejores de Europa .El Gordo me ha llevado un par de veces. Pero solo hemos tomado un par de tragos y nos hemos quitado.

El Gordo me fulminó con la mirada. Entendió por fin que me estaba vengando por su lapsus y que ahora sí, seguíamos siendo socios pero en la desgracia de tener que enfrentar a dos arpías con el sable desenvainado.

- Y eso no me habías contado, me dijo L, con el mismo tonito sarcástico pero con indisimulable enfado in crescendo.
- No hice nada malo, fuimos con dos personas que trabajan con nosotros en Holanda y estuvimos conversando un rato y luego nos fuimos, eso es todo.
- Claro, y yo soy una cojuda con vista al mar, agregó M.
- Gordita, no te molestes, no ves que estamos en joda?
- Quieres joda? Búscala en Amsterdam, a mí no me hables, lo que es yo, me voy a dormir, si quieren seguir tomando se van al malecón.
- Bueno, dijo L., yo también me voy, hay que dejar a los señores hablando de cosas importantes, se ve que estamos de adorno.
- Me dejas la llave en la maceta, murmullé.
- Si no vienes conmigo, duermes en el carro.
- Si me subo al carro, me voy a Lima y te regresas con tus viejos, a mí no me amenaces.
- Haz lo que quieras, total, siempre lo haces.
Felizmente por esa manía de tener billetera, celular y llave del auto en el bolsillo tenía todo a la mano. El Gordo estaba muerto de la risa, calculando de seguro cuanto le iba a costar esta bronquita. Tomó dos botellas de vino, dos copas y mientras las dos arpías se retiraban de la terraza farfullando maldiciones e invectivas me hizo una seña para salir por el otro lado e irnos al malecón a terminar el vino y la madrugada.

- Oye poeta, me haz cagado, esta gracia me va a costar una reventada de tarjeta.
- Y cuanto crees que me va a costar a mí de mis próximos ingresos la gracia de haber abierto tu bocaza?
- Pero solo dije la mitad de lo que ibas a ganar.
- Y yo no conté que te tiraste a la tailandesa en Amsterdam, we are even.
- O sea que te tengo que agradecer cojudazo?
- Ya me cagaste, pero en fin, veremos como se arreglan las cosas.
- Pero acaso tu no le ibas a contar?
- Sí, pero a su debido tiempo y cuando las cosas estuviesen claras. Si sigue con la cantaleta de su beca que se largue ,total ella tiene todo a su nombre, la casa, que es suya pero que yo la convertí de casco inhabitable a una vivienda confortable, el auto, el seguro de vida, de lo único que yo soy dueño es de mis deudas.
- Ah, esta cojuda pues, si te jode mucho aclara las cosas bien y sino, cada uno por su lado, mejor, antes que hayan hijos.
- Bueno, ya, chupa, no voy a arreglar mi vida frente al malecón de Totoritas.
- Salud poeta, oye, me haz hecho acordar a la tailandesa, que rico tiraba esa condenada, es la única vez que he dejado que me metan el dedo, tu sabes que las tailandesas son así no, el masaje tailandés es tan rico que en el momento en el que menos piensas ya te estan acariciando la próstata. Y porque no te tiraste a la polaca que era su amiga?, estaba riquísima!!
- Nica, no me voy a gastar 300 dólares en un polvorín pues gordo.
- Pero si yo te estaba invitando?
- Cierto, pero la verdad que las putas no me apetecen. Además estaba casi recién casado, la verdad estaba enamorado.
- Tu eres solapa huevón a ti te gusta enamorarlas.
- Ya chupa huevón, que por tu culpa voy a jatear en el carro.

Y así, entre chistes, anécdotas machistas, filosofía barata y grandes planes de negocios nos dieron las 5 de la mañana. Lo acompañe al Gordo a su casa y de allí me fui a dormir un par de horas al auto. A las 7 a.m. me desperté, me eché un poco de agua a la cara del caño del jardín, prendí el auto y enrumbé para Lima. Estaba medio ebrio y lúcido a la vez, opté por parar en Chilca a tomar un café en el pueblo y luego, más despejado y ecuánime retomé la carretera. Me gustaba manejar solo, con la música a todo volumen, sintiendo el viento golpetear mis sienes y asumiendo una rara condición de independencia que no disfrutaba hace mucho tiempo.

Me esperaba una bronca interminable por no haberle contado el negocio entero a L., pero, acaso yo sabía cuanto ganaba ella en el Banco?? No era yo el que asumía los gastos de la casa? Al fin y al cabo, era un dinero teórico, no real, todos ansiamos que los negocios caminen bien, pero hasta que no se cobren las utilidades, nada es verdad, todo es mentira.

Si aclaraba este punto, igual me comía otra bronca por haberme quedado con el Gordo y encima haberme largado a Lima. Pero para ser honesto (aunque sea sin testigos) reconozco que estaba tranquilo. No me gustaba lo que había confirmado la noche anterior, pero me satisfacía saber que lo había podido hacer a tiempo. Muchas veces nos cuesta reconocer que los malos ratos suelen ser incómodos pero nos pueden ayudar a evitar momentos peores.

Y este era uno de esos casos, definitivamente.


7 Responses to “THE BRIDGES OF MADISON COUNTY (IV)”

  1. Blogger Ursula 

    Mmmmmm, Schatz, acá entiendo realmente por qué las cosas no funcionaron. Me parece increíble que no supieras cuánto ganaba TU ESPOSA en el banco, juat???, y el hecho de que tú tampoco hayas querido comentarle lo de tu negocio y de cuánto pensabas ganar habla de una falta de confianza tremenda en su relación, por parte de ambos, está clarísimo que ningún matrimonio se mantiene así... No sé si habrá sido por inmadurez de parte de ustedes, pero una esposa o esposo antes que nada es tu amigo(a) y se supone que se debe tener la suficiente confianza para conocer cuáles son sus ingresos y sus planes a futuro, y estos planes siempre deben ser pensando en los dos, si uno piensa individualmente, es que ya el matrimonio le importa un pepino, por algo existe el término "sociedad conyugal", si no pueden compartir ni siquiera cual es su sueldo, entonces no hay mucho que esperar de un matrimonio así.
    Definitivamente ese matrimonio estaba condenado al fracaso, y no le hecho la culpa ni a L ni a tí, me parece que la responsabilidad fue de ambos, ambos siguieron pensando como solteros y no asumieron con madurez un compromiso tan grande como es un matrimonio.
    Bueno, ese fue mi sermón, a veces estas experiencias por las que pasamos nos sirven para madurar, supongo que ese fue tu caso...
    Y bueno, creo que ya cumpliste con todas tus obligaciones bloggeriles no??, espero que ahora sí hayan terminado tus pesadillas con los toros...
    Saludos!!

  2. Blogger schatz67 

    Ursula,

    Cuando preguntaba me decía:"Gano poquito nomás..."

    En fin,como tu bien dices, no había un proyecto común, había un apasionamiento fugaz de mi parte(para usar un término educado y no arre...batado)y una subida al ultimo taxi por parte de ella.Una ecuación inexacta te da como resultado... un numero indeterminado.

    Ahora sí, como bien dices, no más blogs!!!!!!!!!. Ya cumplí con mis obligaciones, a lo mejor el Domingo posteo una crónica de la juerguita de hoy día.

    Dicen que a tu jirafa la han visto marchando por el Paseo Ahumada con una pancarta anti-tabaco. Será cierto eso????

    Have a superb weekend

    Schatz

  3. Blogger monich 

    Hmm, sinceramente tu post me ha servido para aclarar un par de conflictos temporales dentro de mi y para reafirmar mis principios sobre lo que quiero y lo que definitivamente no quiero de una vida en pareja... en fin..No más detalles, simplemente gracias por esta valiosa contribución involuntaria.

  4. Blogger schatz67 

    Monich,

    Que gusto saber que el post ha esclarecido algun tipo de duda que tenías.Obviamente, no es el propósito principal del post -que al final es un mero racconto- pero a mi también me ayuda no solo para exorcisar demonios pasados sino para contradecir a los que afirman que este blog (y este bloggero) son engordantes.

    See you soon

    Schatz

  5. Blogger Danza Invisible 

    Bueno Schatzie... dentro de todo, qué bueno que te diste cuenta rápido de que las cosas no funcionaban.

    Y qué bueno que finalmente encontraste con quién hacerlas funcionar.

    Un beso.

  6. Blogger *Blue*Princess* 

    :)

  7. Anonymous Maria Eugenia 

    Creo que tu papá trató de prevenirte sobre el error que estabas cometiendo al casarte con L.
    Felizmente que todo se arregló y que ahora tienes una linda familia y eres feliz.
    Maria Eugenia

Leave a Reply



Publicar un comentario

About me

  • I'm schatz67
  • From Lima, Lima, Peru
  • Bachiller en Ingeniería,escribano hiper amateur,futbolista entusiasta,cineasta en potencia.
  • My profile

Previous posts

Archives

Bloggiamici



Menaku