El Urbanito

Crónicas de lo que sucede alrededor nuestro y eventualmente de lo que sucede en mi interior.




Fútbol todo el año,toda la vida


E-mail this post



Remember me (?)



All personal information that you provide here will be governed by the Privacy Policy of Blogger.com. More...






* Ya que Alemania fue eliminada he colgado esta foto de mi selección favorita.


En las ultimas semanas los aficionados leales y consecuentes del fútbol(es decir, los que por diversos motivos lo practicamos o seguimos el desarrollo de ese deporte en todas sus instancias nacionales e internacionales) hemos comprobado que al menos por un mes no vamos a ser considerados una especie extraña y egoísta de marcianos balompédicos y apestados entusiastas. Por única vez (cada cuatro años) tenemos licencia para ver partidos en directo, repeticiones, comentarios, especiales, antesalas y cualquier tipo de información relacionada al fútbol. Podemos organizar almuerzos, parrilladas, reuniones y hasta polladas bailables so pretexto de ver el fútbol y con la inmediata aspiración de terminar en una reunión chupística. Y eso que Perú no juega el Mundial, que si así fuese, los privilegios serían innumerables y extasiantes, que duda cabe.
Pensando en este inusual estado de bienestar masculino que esta a punto de fenecer me preguntaba al mismo tiempo: Porque muérganos solo durante el Mundial de fútbol y porque no durante todo el año? Porque no somos un país futbolero como Argentina, donde el domingo en vez de consagrarse a la religión o al ocio improductivo toda la vida del país gira alrededor del fútbol?
Asumo que debe ser una consecuencia directa de nuestra idiosincrasia aletargada que no se emociona ni apasiona ante nada (salvo por la mujer del vecino). Me imagino que también debe ser un problema relacionado con el machismo en este País que no le ha dado espacio a la mujer en las actividades típicamente masculinas. Y obviamente, un resultado de la estupidez de algunos que dicen que se van a jugar fútbol y regresan a casa más borrachos que nuestro Canciller de la República.
Quisiera que algun día todas las mujeres y hombres del Perú (se me salió el Presidente que todos vamos a extrañar, carajuuuu) puedan entender la verdadera dimensión del fútbol no como mero vehículo ocasional de entretenimiento ni como pretexto para cualquier chupindanga barata. Que entiendan que jugar al fútbol o simplemente apreciarlo es una suerte de aprendizaje de vida que involucra ciertos códigos, ética, esfuerzo y solidaridad, valores básicos que de ser seguidos por una mayoría podrían hacer de este mundo un espacio más vivible.
Para explicar mejor esto, los dejo con un escrito de Albert Camus(1913-1960), un pensador francés que privilegió el humanismo sobre cualquier otra ideología o cosmovisión del mundo y que no vaciló en mandar a la mismísima porra al gran Sastre mucho antes que la realidad le demostrase al filósofo francés que su utopía marxista era un fin inalcanzable. Estoy seguro que les gustarán las palabras de Camus, sobretodo en su reflexión final/Schatz

Albert Camus y el Fútbol

Sí, lo jugué varios años en la Universidad de Argel. Me parece que fue ayer. Pero cuando, en 1940, volví a calzarme los zapatos, me di cuenta de que no había sido ayer. Antes de terminar el primer tiempo, tenía la lengua como uno de esos perros con los que la gente se cruza a las dos de la tarde en Tizi - Ouzou. Fue, entonces, hace bastante tiempo, en 1928 para adelante, supongo. Hice mi debut con el club deportivo Montpensier. Sólo Dios sabe por qué, dado que yo vivía en Belcourt y el equipo de Belcourt- Mustapha era el Gallia. Pero tenía un amigo, un tipo velludo, que nadaba en el puerto conmigo y jugaba water-polo para Montpensier. Así es como a veces la vida de una persona queda determinada. Montpensier jugaba a menudo en los jardines de Manoeuvre, aparentemente por ninguna razón especial. El césped tenía en su haber mas porrazos que la canilla de un centro forward visitante del estadio de Alenda, Orán. Pronto aprendí que la pelota nunca viene hacia uno por donde uno espera que venga. Eso me ayudó mucho en la vida, sobre todo en las grandes ciudades, donde la gente no suele ser siempre lo que se dice derecha. Pero al cabo de un año de porrazos y Montpensier en el "Lycée" me hicieron sentir avergonzado de mí mismo: un "universitario" debe jugar con la Universidad de Argel, R.U.A. En ese periodo, el tipo velludo ya había salido de mi vida. No nos habíamos peleado, sólo que ahora él prefería irse a nadar a Padovani donde el agua no era tan "pura". Ni tampoco, para ser sinceros, eran ¨puros¨ sus motivos. Personalmente, encontré que su motivo era ¨adorable¨, aunque ella bailaba muy mal, lo que me parecía insoportable en un a mujer. ¿Es el hombre, o no es, quien debe pisarle los dedos de los pies? el tipo velludo y yo prometimos volver a vernos. Pero los años fueron pasando. Mucho después comencé a frecuentar el restaurante de Padovani (por motives "puros") pero el tipo velludo se había casado con su paralítica, quien seguramente le prohibía bañarse, como suele ocurrir.
¿Pero qué es lo que estaba diciendo? Ah sí, el R.U.A. Estaba encantado, lo importante para mí era jugar. Me devoraba la impaciencia del domingo al jueves, día de práctica, y del jueves al domingo, día del partido. Así fue como me uní a los universitarios. Y allí estaba yo, golero del equipo juvenil. Sí, todo parecía muy fácil. Pero no sabía que se acababa de establecer un vínculo de años, que abarcaría cada estadio de la provincia, y que nunca tendría fin. No sabía entonces que veinte años después, en las calles de París e incluso en Buenos Aires (sí, me ha sucedido) la palabra R.U.A. mencionada por un amigo con el que tropecé, me haría saltar el corazón tan tontamente como fuera posible. Y ya que estoy confesando mis secretes, debo admitir que en París por ejemplo, voy a ver los partidos del Racing Club, al que convertí en mi favorito solo porque usan las mismas camisas que el R.U.A., azul con rayas blancas. También debo decir que Racing tiene algunas de las mismas excentricidades que el R.U.A. Juega "científicamente" pierde partidos que debería ganar. Parece que esto ahora ha cambiado (eso es lo que me escriben de Argel), cambiado - pero no mucho- . Despues de todo, era por eso que quería tanto a mi equipo, no solo por la alegría de la victoria cuando estaba combinada con la fatiga que sigue al esfuerzo, sino también por el estúpido deseo de Ilorar en las noches luego de cada derrota.
Como zaguero esta el "Grandote" - quiero decir Raymond Couard. Le dábamos bastante trabajo, si mal no recuerdo. Jugábamos duro. Los estudiantes, los nenes de papá, no escatiman nada. Pobres de nosotros -en todo sentido- ¡ muchos nos burlábamos de la dureza de nuestros propios pies! No teníamos más remedio que admitirlo. Y teníamos que jugar "deportivamente", porque ésa era la dorada regla del R.U.A., y "firmes", porque, cuando todo está dicho y hecho, un hombre es un hombre. Difícil compromiso! Eso no puede haber cambiado, estoy seguro. El equipo más difícil era el Olympic Hussein Dey. El estadio quedaba detrás del cementerio. Ellos nos hicieron notar, sin piedad, que podíamos tener acceso directo. En cuanto a mí, pobre golero!, vinieron por mi cadáver. Sin Roger ¡lo que hubiera sufrido! Estaba Boufarik, ese centro forward grande y gordo (entre nosotros lo llamábamos "Sandia") se excusaba con un: "Lo siento nenito" y una sonrisa franciscana. No voy a seguir. Ya me excedí de mis Iímites. Y entonces, me pongo reblandecido. Hasta en "Sandía" veo bondad. Además, seamos sinceros, bien que esto era lo que habían enseñado. Y a esta altura, no quiero seguir bromeando. Porque, después de muchos años en que el mundo me ha permitido variadas experiencias, lo que más sé, a la larga, acerca de moral v de las obligaciones de los hombres, se lo debo al fútbol, lo que aprendí con el R.U.A, no puede morir. Preservémoslo. Preservemos esta gran y digna imagen de nuestra juventud. Tambien estará vigilándolos a ustedes


7 Responses to “Fútbol todo el año,toda la vida”

  1. Blogger Alfredo 

    uno siempre aprende del deporte

    que buena foto, todas estan con unas caras de malcriadas...

  2. Blogger digler 

    Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.

  3. Blogger digler 

    vaya que hay pasiones!

    pd. pero no que quita de la cabeza que es ridícula la campaña perú al mundial. en vez de destinar 1 sol a financiar nuestra presencia en un torneo deportivo, mejor colaboramos en reducir la desnutrición y el analfabetismo

  4. Blogger El Chepis 

    O donamos nuestro sol directamente! Por qué comprar cerveza? Misterios del marketing...

    Buen post, como siempre.

  5. Blogger Danza Invisible 

    Vas a representar a estas chicas?

  6. Blogger schatz67 

    Creo Alfredo que si mucha gente hiciese deporte de una forma más constante este país sería diferente.El deporte abre muchas puertas y nos ayuda también conocernos mejor,explorando nuestras capacidades y sus respectivos límites.

    Las chicas no son malcriadas,un poquito inquietas nada más.

    La campaña que menciona Digler es una suerte de after-tax que se les quiere empujar subliminalmente a los consumidores de cerveza.Mejor harían en hacer una campaña para que los abusivos impuestos que se le gravan a la cerveza y a la gasolina se redistribuyan mejor en educación y deporte.Por si acaso, el Fondo de Cristal es solo para fútbol profesional,no para el desarrollo de fútbol de menores.No tiene ni mucho pié ni cabeza.

    La cerveza no la vamos a dejar de comprar Chepis,eso sí, a mí la Cristal me parece "absquerosa",siempre he tomado Pilsen o Cusqueña.A la larga juegan con la ilusión de la gente de ir al mundial para hacerlos co-responsables del esfuerzo tremendo a todo nivel que se necesita para cumplir con tamaño objetivo.Puro marketing nomás.

    Danza, más que representarlas quisiera conocerlas,me dicen que son tímidas y recatadas,parece que una educación católica a ultranza les ha dejado ese caracter retraído y las pocas ganas de ponerse más ropa.

    Saludos

    Schatz

  7. Blogger mamen somar 

    Qué conste qué no tengo nada contra el fútbol pero me deja bastante perpleja toda la parafernalia, la euforia y sobre todo esos llantos desconsolados por una pérdida tan importante en la vida...
    Las niñas, ya veo lo qué te gusta el fútbol, eres todo un deportista.
    Qué conste que no tengo nada contra el fútbol, pero es qué la selección española no llega ni a cuartos ultimamente y así no se puede crear afición, coño...
    Besos de tarjeta, schatz

Leave a Reply



Publicar un comentario

About me

  • I'm schatz67
  • From Lima, Lima, Peru
  • Bachiller en Ingeniería,escribano hiper amateur,futbolista entusiasta,cineasta en potencia.
  • My profile

Previous posts

Archives

Bloggiamici



Menaku